Tuviste una idea y te animaste a ir por ella. Desarrollaste tus productos o servicios, les pusiste nombre y saliste al mundo con un sitio web. Pero los comienzos son difíciles, todo emprendedor lo sabe. ¿Tu tienda online no vende lo suficiente? Te contamos por qué.

En los negocios online, las reglas del juego son particulares. Prácticamente todo depende de la efectividad del e-commerce. Pero esto involucra muchos factores. El funcionamiento de una buena tienda online depende de una suma de detalles que es importante tener en cuenta.

Tráfico, CTAs, SEO, tiempo de navegación, leads, niveles de conversión… si todo esto te marea y suena lejano, no te preocupes. Te explicamos lo que sí o sí necesitas entender para descubrir por qué tu e-commerce no vende.

¿Tu tienda online no vende?

No importa si tu negocio es 100% digital o no. Un e-commerce tiene que generar ventas. Sea cual sea el sector, si tu tienda online no vende, algo estás haciendo mal.

Te contamos cuáles son los errores más comunes que impiden la generación de conversiones. ¿Estás teniendo todos estos elementos en cuenta? Mira todo lo que puedes hacer para optimizar tu e-commerce y generar más ventas.

Razones por las cuales tu tienda online no vende

Idealmente son muchos los actores involucrados en el desarrollo y mantenimiento de una tienda online. Aún así, sabemos que en la mayoría de los casos estamos cortos de personal y no podemos contar con un especialista en marketing para que resuelva cada problema.

A la hora de analizar la efectividad de un sitio web o e-commerce, existen factores blandos a tener en cuenta y otros más técnicos. Todos son igual de importantes.

Una tienda online debe ser cómoda, simple, rápida, confiable y atractiva. Lograr esto no es tarea fácil. Tanto si estás recién comenzando, como si llevas en el negocio un tiempo considerable, siempre se puede mejorar.

Los elementos en donde enfocar esa mejora son muchos y van a depender del estado actual de tu negocio. Ten en cuenta los tips que te compartimos en esta nota y aplícalos a tu sitio web. Si tu tienda online no vende, seguramente se deba a alguno de estos motivos.

Mala experiencia de navegación: el sitio es lento

Piénsalo como usuario: ¿cuánto tiempo navegas realmente en un sitio web lento? Incluso cuando se trata de una gestión importante, muchas veces lo posponemos si la experiencia de uso no es buena.

Seguramente tus potenciales clientes, al igual que tú, pasan mucho tiempo en Internet. Ellos saben calificar una experiencia digital en función de la calidad. Y ya sabes cómo impacta esa calificación.

Una buena experiencia retiene al usuario que, eventualmente, puede convertir. Una mala experiencia se resuelve rápidamente cuando tu usuario clickea el botón de salida.

¿Cuánto tarda tu sitio web en cargar? ¿Cuánto se demora entre página y página? Si este tiempo está por debajo del aceptable, difícilmente tus clientes esperarán por tí.

Por otro lado, los sitios web de carga lenta ven afectada su indexación a los motores de búsqueda. En palabras simples, Google te juzgará al igual que tus usuarios.

Tu tienda online no vende si no inviertes en publicidad

Si identificas que tu sitio web es lento, debes proponerte resolver este problema de manera prioritaria. Quizás no parezca tan grave para tí, que prestas atención a otros detalles. Pero para lograr conquistar a tus potenciales clientes con tu oferta de valor, debes lograr mantenerlos en línea.

Estas son algunas de las razones que pueden estar ralentizando tu sitio web:

Mal servicio de hosting o servidor

Bases de datos

Imágenes sobredimensionadas

Ficheros o documentos demasiado grandes

Errores de diseño web

No recibes suficientes visitas

Aunque tus productos sean excelentes y tu e-commerce se vea espectacular, si no tienes suficiente tráfico, nunca llegarás a las ventas que necesitas. Esta es una dificultad muy frecuente entre marcas que recién comienzan.

Teniendo esto en cuenta, tal vez tu problema no sea que tu tienda online no vende. Quizás simplemente le falta tráfico.

Todas las tiendas, incluso las más grandes e instaladas en el mercado, tienen una tasa de rebote. Esta es la métrica que refleja a aquellos usuarios que entran al sitio web y lo abandonan al poco tiempo, sin llegar a hacer una compra o siquiera considerarla.

Como mencionamos antes, ten en cuenta que un sitio web lento conduce al abandono, es decir, aumenta la tasa de rebote. Sin embargo, este índice está siempre presente. Es imposible que cada visita a tu tienda online concluya en una compra.

¿Para qué te contamos esto? Para que tengas en cuenta que el número de visitas que necesitas en tu sitio web es incluso mayor que las ventas a las que estás apuntando.

Para elaborar una estrategia realista y eficaz, debes tener en cuenta el porcentaje de rebote, por más indeseado que sea. ¿Cómo saber cuánto tráfico necesitas para cumplir con el objetivo de ventas?

Debes calcular tu ratio de conversión. Este es el porcentaje de personas que, luego de haber entrado a tu sitio web, terminan comprando en la tienda. Si cada 10 personas que entran a tu sitio web, 2 compran, entonces tu ratio de conversión es del 2%.

En segundo lugar, calcula el valor medio de tu ticket, es decir, el promedio de lo que los clientes gastan en cada compra. Siguiendo con el ejemplo, si ese valor es de $1.000: cada 10 personas que entren a tu sitio, 2 comprarán y gastarán en total $2.000.

Con estos datos a mano podrás calcular el volumen de visitas que necesitas para lograr tu objetivo de ventas. Teniendo en cuenta los datos precisos, todo es más simple.


Los usuarios que visitan tu sitio no compran: no son tu objetivo

Si observas que tu sitio web tiene suficientes visitas, pero ninguna de ellas se convierte en una venta, atención. ¿Quiénes son esos visitantes?

En este caso, es probable que haya una incongruencia entre tu público objetivo y aquel que está llegando a tu tienda. Cuando esto sucede, es recomendable ir unos pasos atrás y pensar ¿a quién quiero llegar?

Con la respuesta a esa pregunta en mente, evalúa todas las acciones que tu marca está llevando a cabo para generar visitas a tu tienda online. Piensa en todo lo que comunicas en redes sociales, presencias en otros sitios web y marketing tradicional.

Tal vez estás comunicándote de manera errónea, atrayendo un público diferente al tuyo. O quizás los canales no son los óptimos. Sea cual sea el origen del desajuste, la manera de resolverlo es conociendo bien a tu público. Es la única forma de prever sus movimientos y conducirlo a la compra.


No ofreces más métodos de pago

La falta de alternativas en los métodos de pago es un error frecuente en las tiendas online. Es importante que tengas en cuenta que no todos tus potenciales clientes cuentan con las mismas preferencias y facilidades de pago.

La mayoría de los e-commerce ofrecen la posibilidad de pagar con tarjeta de débito y crédito, nada más. ¿Qué pasa con aquellas personas que no tienen TDC? ¿Y los que prefieren no sobrecargarla? ¿Estás considerando a los usuarios que pueden no contar con liquidez para pagar tu producto en el momento de la visita?

La tendencia entre los millennials y generación Z es no usar tarjetas de crédito. Aún así, no cabe duda de que todos disfrutan la flexibilidad de pagos cuando es posible. Esto, además, permite hacer compras más grandes.

Con SlightPay, tus clientes pueden dividir su compra en cuatro cuotas sin sufrir excesivos intereses. Mientras tanto, tú recibes el total de la venta de contado, pagando las comisiones por transacción más bajas del mercado.

Necesitas hacer más publicidad

Puede que te resistas a invertir dinero en publicidad, pero es parte del negocio. Cualquier especialista que consultes te dirá lo mismo: el crecimiento orgánico tiene su límite.

Sobre todo si recién estás comenzando, no puedes saltarte la publicidad. Si tu tienda online no vende como debería, quizás aquí esté la respuesta. La publicidad es una parte constitutiva de las ventas digitales.

Evalúa dónde se encuentra tu público dentro del ecosistema digital y/o analógico para decidir cómo vas a publicitar tu marca y tus productos. Esta estrategia podrá ir variando en el tiempo en función de lo que mejor te resulte.

Conclusión

Si tu tienda online no vende, evalúa esta serie de aspectos: experiencia de navegación; número de visitas; público objetivo; multiplicidad en los métodos de pago; inversión en publicidad.

Analiza uno por uno para saber qué es lo que estás haciendo bien y qué se puede mejorar. No descuides ninguno de ellos y vuelve a evaluar tu e-commerce de manera regular.

Integra SlightPay a tu e-commerce para garantizar a tus clientes una buena experiencia de compra. Facilita los pagos y maximiza tus ventas.