Hacer compras en Internet, ya sea por necesidad o gusto resulta cada vez más práctico y seguro. Las grandes empresas e-commerce y las que llevan años operando se actualizan constantemente, en especial en temas de seguridad.

No obstante siempre depende de ti, como usuario y consumidor, adoptar medidas preventivas para evitar que “saboteen” tus compras en Internet. En este artículo te hablaremos de cómo podrás hacer tus compras de forma más segura.

Usa sitios confiables y que conozcas

La administración del tiempo es un factor vital en la dinámica actual. Adquirir la blusa en descuento que quieres lucir en la reunión con un cliente es la gloria. Recurrir a tu dispositivo móvil o tu equipo de escritorio para hacerlo inmediato, mejor.


¿Qué es lo riesgoso aquí?

Que ingreses en una página falsa, similar a una marca reconocida. Ejemplo: amazon.net, anazon.com.

  • “Caer” inocentemente en direcciones phishing. Es el caso de una publicidad o enlaces manipulados que te redireccionan.
  • Compartir información sensible que pueda ser empleada por cyberdelincuentes en páginas desconocidas.
Evita compras en Internet en páginas dudosas

Lo que te ayudará a proteger tus compras

  • Acostúmbrate a verificar la URL del sitio. Revisa que la dirección de la web no tenga caracteres especiales o letras adicionales.
  • Presta atención ante un diseño descuidado. Logos pixelados o imágenes de baja calidad no son propios de empresas confiables.
  • Cela tu información personal. No envíes datos de tu tarjeta de crédito o banco por correo electrónico, ni mediante redes sociales o mensajes de texto. Recuerda que cualquier página verídica de compras en línea tiene que contar con un certificado SSL.
  • Actualiza tu seguridad. Renueva el antivirus de tus equipos y navegadores.
  • Sé selectivo con el Wi-Fi. Si compras a través de un punto de acceso público, usa redes conocidas o mejor espera a llegar a tu hogar.
  • Ojo en los espacios concurridos. Los datos de la tarjeta de crédito que ingresas en un sitio web pueden ser observados por gente maliciosa.
  • Ubica el candado. Sabrás que tu conexión es segura haciendo clic en el candado que aparece en la barra del navegador, a mano izquierda.
  • Usa las aplicaciones de las marcas. Ubica lo que deseas y realiza la compra directamente, sin tener que ir a la tienda o al sitio web.
  • Aprovecha tu teléfono. Las operaciones electrónicas con un teléfono inteligente son muy seguras, incluso más que las tarjetas de crédito. Una aplicación de pago móvil como Apple Pay genera un código de autenticación de un solo uso.
Cuida quién puede ver tus compras por Internet

Si tienes tarjetas de crédito, revisa tus estados de cuenta

Crea el hábito de revisar periódicamente los estados de cuenta electrónicos de tu tarjeta de crédito/débito y cuentas corrientes.

No esperes tu fecha de corte porque mucho puede pasar en ese lapso. Busca transacciones que hayas hecho entre semana y si notas algo inusual repórtalo inmediatamente a tu banco emisor.

Al momento de pagar las tarjetas de crédito, verifica que todos los cargos son correctos.

Otro consejo que te damos es descargar las apps oficiales de tu banco. Con ellas podrás activar notificaciones cada vez que realices una compra en Internet o en algún establecimiento.

Si llegaras a recibir una notificación de un cargo desconocido, inmediatamente contacta a tu banco y bloquea tu tarjeta.


Usa métodos de pago confiables

La experiencia como usuario es lo más importante al realizar compras en línea. Proporcionar diversos métodos de pago, confiables y versátiles, debe ser uno de los objetivos principales de un e-commerce. Te citamos algunos junto con sus características:

PayPal. Es un método de pago que brinda privacidad, ya que resguarda tus datos personales y los de tu cuenta. Es fácil de entender y seguro.

Tarjetas de crédito y débito. Con su uso popularizado se conoce la alta seguridad que brindan y la mayoría se sienten cómodos usándolas. En el caso de las tarjetas de débito, las compras en Internet te permiten un mayor control de los gastos.

Slightpay. Un método de pago que te permite realizar compras en línea con tus retailers favoritos. ¿Lo mejor de todo? No tienes que contar con una tarjeta de crédito para comprar en cuotas. Al realizar tu compra, divides el total de tu compra en cuatro plazos, paga el primero y los restantes cada 15 días.

Mercado pago. Inicialmente aplicado por Mercado Libre. Actualmente muchas tiendas en línea lo emplean.

Tarjetas de débito mejoran para compras en Internet

OXXO Pay. Los usuarios pueden realizar los depósitos sin la necesidad de imprimir el código de barras. Es un método no muy práctico.
El comprador lleva la referencia numérica al OXXO más cercano y hace el depósito; luego notifica a la tienda para que le envíen el producto.

ComproPago. Permite crear una cuenta totalmente gratis, sin la necesidad de pagar costos de instalación ni renta mensual.

Openpay. Puedes usar tarjeta de crédito, débito, transferencia bancaria, depósito bancario o directo en tiendas aliadas, autoservicios y farmacias.

PayU. Similar a Openpay. De las principales ventajas está opera en más otros países de Latinoamérica como Colombia Argentina y Ecuador.

PagoFácil. Recibe pagos en línea y efectivo. Puedes realizar pagos por medio de OXXO, 7 Eleven, Chedraui y farmacias Benavides, entre otros.

Certificados de seguridad

Cero riesgos. Las tiendas online verificadas aseguran la confidencialidad de la información aportada por los usuarios y clientes con cifrado SSL. El significado de SSL es capa de sockets seguros o Secure Socket Layer en inglés.

SSL es un protocolo de seguridad que permite la transmisión de datos entre un servidor y usuario web de manera encriptada. Dichos datos, tanto personales como bancarios, están fuera de acceso para cualquier otro en la red.

Para constatar que el sitio tiene SSL observa si la URL de la página comienza con HTTP S, en lugar de solo HTTP. Del lado izquierdo de la barra de direcciones o en la barra de estado abajo verás un candado cerrado.


Conclusión

Una experiencia tan gratificante como comprar no tiene por qué ser frustrante. Tampoco esos pagos necesarios o el mercado de fin de semana. Las compras online surgieron para facilitar el día a día y cada vez son mayores las ventajas.

Con tan solo tomar medidas básicas que vuelvas rutinarias, podrás reducir al mínimo las posibilidades de estafa. De esta manera, protegerás cualquier dato sensible que pueda ser empleado para acceder a tus fondos.

Para aceptar pagos en línea seguros, registra tu tienda en SlightPay. La mejor opción para hacer compras seguras y con previsión.